La obra de El alcalde de Zalamea, en Zalamea de la Serena, regresó anoche a la Plaza de la Constitución de la localidad con un público entregado a su obra de teatro más querida. Un ambiente que se pudo palpar desde primera hora de la tarde cuando ya se
volvía a sentir en las calles ilipenses el ambiente de las grandes ocasiones que han encumbrado a esta Fiesta a la categoría de Interés Turístico Nacional en el año 2018. Y como consecuencia, el graderío volvía a estar abarrotado.

Para el concejal de Cultura, Félix Huertos, este regreso tan esperado ha resultado “todo un éxito tras el paréntesis vivido estos últimos años”. “Esta vuelta del Siglo de Oro a nuestras calles supone una inyección de alegría para nuestra gente que ansiaba y necesitaba la adrenalina del teatro y de su propia historia para sentirnos vivos”, explica Huertos.

En el otro lado, se encontraba el gran elenco de actores y actrices conformado en esta edición por los más veteranos que a su vez, llevaron en volandas a los más jóvenes, que “aunque novatos en papeles protagonistas, gozan de una gran experiencia sobre las tablas ya que desde muy pequeños vienen aportando texto en la representación”, afirmaba al término de la obra su directora, Olga Estecha.

Por último, la alcaldesa en funciones, Flori Sánchez, ha invitado a los extremeños y visitantes que estos días se encuentran en Extremadura y España, “a visitar Zalamea de la Serena y sentirse parte de un pueblo y una fiesta acogedora donde todo el mundo puede contribuir a engrandecer la literatura del Siglo de Oro y las figuras de Calderón de la Barca y Pedro Crespo, nuestro alcalde perpetuo”. Por fin ha vuelto a escucharse la célebre frase de “Al rey la hacienda y la vida se ha de dar, pero el honor es patrimonio del alma, y el alma sólo es de Dios”, concluía la primera edil.